608 297 949
93 731 78 20

odontología sin miedo

Clínica dental Can Parellada introduce un nuevo concepto en la odontología, ofreciendo un tratamiento integral, de máxima especialización, en un ambiente relajado y con un trato personal emocional y afectivo.

Seguramente la idea de ir al dentista te habrá hecho sentir agobiado y más aún cuando estás en el sillón esperando a que inicie su trabajo; tal vez recuerdes algún incidente de tu infancia que te trae terribles recuerdos o tal vez detestes con todas tus fuerzas, los sonidos y sabores que allí encuentras.

¡No estás solo!

Cerca del 15% de los españoles reconoce abiertamente, tener temor cuando acude al odontólogo, según datos de la propia Fundación Dental Española (FDE). Pero este porcentaje seguramente sea incluso superior, pues hay muchas personas que no muestran públicamente su temor. En concreto, casi la mitad de los pacientes que acuden al odontólogo manifiestan síntomas de nerviosismo, malestar o tensión.

Pero algo está cambiando…

Sin embargo, la buena noticia es que la moderna odontología es hoy por hoy una experiencia distinta: En nuestra clínica tanto el personal de recepción, atención al paciente como Auxiliares y Odontólogos, tenemos una notable percepción de los sentimientos de nuestros pacientes y, en muchos casos, impartimos cursos específicos para vencer los miedos y resistencias de las personas que se ponen en nuestras manos.

Además, las técnicas odontológicas han avanzado mucho en los últimos años y en Clínica Dental Can Parellada hemos evolucionado hacia métodos y tratamientos menos incisivos y más eficientes, lo que le servirá para acudir más tranquilo a nuestra consulta.

Conseguir que los pacientes disfruten de una experiencia positiva cuando visitan nuestra clínica odontológica, es fundamental, así que, si ese miedo te parece una cosa invencible y el ruido del torno te parece salido del mismísimo infierno, el equipo al completo de Clínica Dental Can Parellada te plantea una serie de ideas para hacer más llevadera tu intervención odontológica.

consejos:

1. Intenta llegar relajado

Físicamente descansado y con unos minutos de antelación. Planifica tu visita con tiempo y cuenta tiempos de espera del autobús o el necesario para aparcar (si vas justo de tiempo, te encuentras un atasco o tienes que caminar demasiado deprisa, estarás lógicamente más estresado. Un nivel alto de estrés, puede hacerte más irritable y sensible y eso te perjudicará si lo que quieres es controlar tu nivel de ansiedad).

2. Ocupa tu mente

No llegues a la sala de espera con el sólo pensamiento de lo mal que lo vas a pasar. Si tienes tareas pendientes, llévate algo de trabajo o papel y bolígrafo para hacer el diseño de ese armario que tienes que comprar o de las plantas que tienes pendientes de colocar en el jardín. O mejor, llévate folletos de una agencia de viajes e intenta planear tus próximas vacaciones comprobando precios, rutas, etc. De todas maneras en Clínica Dental Can Parellada disponemos de prensa variada, actualizada semanalmente, dirigida a todo el público, hombres, mujeres y niños. Cualquier cosa que te sirva para mantenerte ocupado, sin necesidad de mirar las caras de los otros pacientes e imaginar terribles escenas de sufrimiento.

3. Controla la situación

Haz saber tus inquietudes y temores respecto a la visita a los profesionales que aquí trabajamos, desde el personal de recepción, hasta el auxiliar que te acompañará hacia la consulta. Éste por ejemplo, estará a tu lado durante toda la intervención, así que hazle saber la señal que le harás cuando adviertas que necesitas una pausa o que algo te hace daño, comunícate. No solo estamos a favor de tu salud bucodental, entendemos también que el mero hecho de saber que tú controlas la situación, reduce la ansiedad y hace que la intervención sea más llevadera.

4. La música te puede ayudar

Un dispositivo de audio con auriculares, puede ayudarte a distraerte con tu música favorita. Eso, además, tapará el sonido de las herramientas del dentista si te estás haciendo un empaste o una limpieza.

Clínica Dental Can Parellada ofrecemos un servicio de relajación con todas las garantías, para ayudarte a superar el miedo y superar la barrera que te impide cualquier tratamiento. Pregúntanos.

En cualquier caso, lo que nunca debes dejar de hacer es hablar con nosotros y contarnos tus miedos, preocupaciones y las dudas que tengas sobre cualquier tratamiento en concreto, empezando sobre todo por comunicárnoslo, el día de la primera visita. Seremos capaces de captar tus emociones, de explicarte qué vamos a hacer y cómo, y ayudarte a vencer el miedo sin necesidad de más técnicas ni trucos.

Pensarás que no es tan malo y, sintiendo que lo necesitas y que las consecuencias son mejores que el mal rato, acabarás volviendo a nuestro dentista sin miedo.

Así pues, éstos son algunos consejos para nuestros pacientes:

Llegar con suficiente antelación a la consulta para que las prisas no aumente el nivel de estrés.
Estar acompañado de un familiar o amigo si eso nos ayuda.
Explícanos abiertamente tus temores, desde el personal de atención al cliente en la primera visita, hasta el profesional clínico (auxiliares, odontólogos, higienistas..) pues esta comunicación te ayudará a superarlos.
Si te sientes incómodo, comunícalo para que establezcamos un descanso.
En el caso de los niños, crear una imagen positiva del odontólogo ante nuestros hijos.
Practicar alguna técnica de relajación antes de entrar en la consulta y cuando nos sentamos en el sillón, como sería controlar de la respiración. Si quieres puedes consultarnos, nosotros podemos informarte sobre diferentes técnicas.
Y en caso necesario, solicitar un sedante antes de empezar, siempre, con el acuerdo del profesional.