SpanishCatalanEnglish

Maloclusión en niños

  • Paciente de 4 años con maloclusión.
  • Tiene la mordida cruzada posterior.
  • Colocación de «pistas directas» en los molares.
  • Resultados en 1 mes.

AMPLIAR INFORMACIÓN

  • En el campo de la odontopediatría encontramos diferentes tipos de maloclusiones a edades muy tempranas. Damos pautas para prevenirlas, pero cuando ya nos encontramos con un patrón de crecimiento incorrecto, intentamos corregirlo, si es posible, a través la Rehabilitación Neuro-Oclusal (R.N.O), una disciplina que intenta ser lo menos intervencionista posible.
  • En este caso observamos una mordida cruzada posterior, consistente en un tipo de maloclusión en la que los molares inferiores recubren los molares superiores al cerrar completamente la boca. Hay veces que también afecta al canino, como en la primera fotografía.
  • El problema que acarrea esta forma de morder es una predominancia de masticación del lado que se encuentra cruzado, haciendo una masticación unilateral dominante. A largo plazo esto provoca un desarrollo mayor de ese lado de la cara llegando a dar una asimetría. Por este motivo es ideal la intervención temprana, e iniciamos tratamiento a edades de entre 3 y 4 años.
  • Las pistas directas consisten en unos bloques de composite (que es el material con el que se hacen los empastes), que van recubriendo la parte delantera de los molares superiores del lado de la mordida cruzada, que de este modo conseguirán cubrir al morder los molares inferiores, como podemos ver en la segunda foto.
  • Su función consiste en no dejar cerrar la boca del todo para que la mandíbula esté libre para moverse y facilitar la masticación de ambos lados, y así estimular el correcto crecimiento y posicionamiento de dientes, huesos y musculatura de la cara.
  • Como vemos en la última foto, después del tratamiento las líneas medias se han centrado e incluso cambia la forma del maxilar. Este tratamiento se ha llevado a cabo en un niño de 4 años, y los resultados se han dado en un mes.
  • Los niños se adaptan con facilidad y no requiere de su colaboración al ser un tratamiento fijo.
  • El tratamiento lo ha realizado nuestra especialista en odontopediatría la Dra. Cristina Guijarro.
caso real maloclusión odontopediatría
antes
caso real maloclusión odontopediatría
durante
caso real maloclusión odontopediatría
después